Fruto de la unión y el compromiso por la conservación del mar entre la Fundación Canaria Mapfre Guanarteme y Aquawork, empresa especializada en la filmación y el estudio marino de Canarias, nace este proyecto, que pretende dar a conocer y revalorizar el mar canario como un gran apuesta de conservación basada en su divulgación y conocimiento.






domingo, 25 de julio de 2010

Muerte de una cría de calderón tropical


El día 4 de julio de 2010 en el sur de Tenerife, durante una campaña del proyecto "Piélago" patrocinado por la Fundación Canaria Mapfre Guanarteme, fuimos testigos de un hecho insólito: el transporte de una cría de calderón muerta durante varios días por un macho, en compañía de una hembra, posiblemente la madre. 



Vidal Martín, el presidente de la SECAC, que lleva más de 25 años trabajando con cetáceos en Canarias y conoce bien la población de calderones del SO de Tenerife, explica que: Aunque no es frecuente, sí es posible  observar en el área a madres llevando a sus crías muertas en la boca durante días e incluso semanas, aún cuando lo único que queda de las mismas son unos cuantos jirones de tejido. Lo interesante de este caso es que es un macho maduro quien transporta la carcasa de la cría y hasta la fecha este comportamiento no había sido documentado. Los calderones tropicales viven en grupos estrechamente emparentados y la mayoría de sus miembros permanecen juntos de por vida. Estos grupos, que tienen un tamaño medio de 14 animales, poseen una estructura matrilineal, con varias hembras y su progenie conformando el núcleo social. En éstos,  puede haber de uno o dos machos adultos  emparentados con las hembras y con las cuales no se reproducen. La función de estos machos ­un metro más grande, pero con el doble de peso que las hembras- parece ser la defensa y el cuidado de esos grupos.

 Muerte de una cría de calderón tropical from Rafa Herrero on Vimeo.